Inbound Marketing

Inbound marketing + chatbots + branding = la fórmula ganadora

Desde que el internet empezó a entenderse como una herramienta importante para vender productos y servicios han proliferado los negocios en la web y con ellos el desarrollo de muchísimas estrategias de marketing, entre las que se encuentra el inbound marketing

Aunque el concepto y la estrategia en sí no es nada nueva, es quizás una de las más efectivas y de las más utilizadas por cualquier empresa que tenga presencia en internet. 

Pero ¿de qué se trata el inbound marketing?

Este método consiste en atraer potenciales clientes de manera no intrusiva, es decir, que en vez de bombardearlos con publicidad la empresa intentar seducirlos con información sobre lo que hace su marca, sobre cómo puede ayudarlos a resolver el problema que tengan, sobre temas relacionados con la industria en la que ellos compiten, en fin, contenido que sea de interés para su público objetivo. 

La idea es que el negocio que aplique el inbound marketing haga un acompañamiento total desde el momento en el que el potencial cliente escucha de su marca, hasta que finalmente compre el producto o servicio y que incluso después se continúe con su fidelización.

Toda esta estrategia se divide en etapas:

  1. Atracción: en la que entra en juego el marketing de contenido en blogs, redes sociales y SEO.
  2. Captación de leads (contactos): que se realiza a través de elementos como formularios en la página web, Call-to-Action (CTA), lead magnets, landing pages, etc.
  3. Conversión: donde se trabaja en la maduración de los leads por medio de estrategias de lead nurturing, emails y herramientas de marketing automatizado, es decir, que con todos estos elementos se hace el acompañamiento del potencial cliente con la intención de que finalmente realice la compra del producto o servicio.
  4. Fidelización y análisis: una vez que pasan a ser clientes se busca que puedan realizar más compras de los productos y servicios, además, se hacen análisis exhaustivos de todo el proceso, de los resultados y del comportamiento del cliente para que no sólo la empresa pueda optimizar su estrategia, sino que mantenga satisfecho al comprador con la marca y eventualmente pueda recomendarla. 

¿Qué tienen que ver los chatbots en todo este asunto?

Con el gran avance que ha tenido la inteligencia artificial en los últimos años, han surgido herramientas muy prometedoras como los chatbots, cuya principal función es la interacción automática con las personas, una interacción que es muy preciada en el mundo del marketing.

Piénsalo bien: si el inbound marketing busca acercamiento y captación sutil de potenciales clientes, además de acompañamiento de compra ¿qué mejor manera de hacer esto que a través de una conversación fluida con un chatbot?  

Chatbots natural conversation with human

Es cierto que cuando se habla de los beneficios de este tipo de inteligencia artificial, una de las principales características que salen a relucir es que ayudan a optimizar los servicios de atención al cliente porque pueden mantener conversaciones las 24 horas del día y porque las respuestas se otorgan con mayor rapidez; pero si se utiliza de manera adecuada pueden convertirse en un elemento clave que ayude a potenciar la estrategia de inbound marketing.

Esto se debe a que los chatbots tienen la capacidad de acercarse al prospecto de una forma mucho más personalizada y ágil. La persona que interactúa con el bot puede llegar a sentir que está teniendo una conversación normal con un amigo y esta experiencia cercana incrementa el engagement, permitiendo que la obtención de información personal sea mucho más fácil y rápida, a diferencia de otros métodos tradicionales como formularios de suscripción, ofertas, material exclusivo, etc. Con un chatbot, tendrás un canal de comunicación directo desde el momento en el que el usuario inicie la conversación.

Con todo esto no queremos decir que hay que desechar por completo métodos más tradicionales de conversión y lead nurturing, como lo son los emails y sus automatizaciones, sino que los chatbots se están presentando cada vez más como una alternativa y un complemento importante para optimizar el funnel de ventas. 

De hecho, un experimento de HubSpot, la reconocida empresa de desarrollo de software para marketing, demostró que la tasa de apertura y el porcentaje de clics (CTR) de un chatbot son significativamente mayores a los de un email

El experimento consistió en enviar un correo a sus suscriptores en el que tenían dos opciones: hacer clic a un enlace para llenar un formulario y recibir contenido nuevo por correo electrónico, o hacer clic en otro enlace para omitir dicho formulario y obtener acceso inmediato del contenido nuevo por medio de Facebook Messenger. Un 20% eligió esto último. 

A este 20% de lectores se les estuvo enviando contenido por esta vía durante cuatro semanas y los resultados fueron sorprendentes: la tasa de apertura fue de un 80% frente a un 13% de los emails, una diferencia de 242%; y el CTR fue de un 13% frente a un 2.1% de los emails, una diferencia de 619%.

Esto ocurre no sólo porque la vía por la que se está transmitiendo el mensaje es más interactiva y natural a la comunicación de hoy en día donde reinan las aplicaciones de mensajería instantánea, sino porque hay consentimiento claro de que los usuarios desean recibir información de esa manera.

De acuerdo con Social Media Today, a pesar de que los chatbots tienen una tasa de abandono particularmente alta, los usuarios que retienen tienden a tener mucho engagement, porque hicieron una elección explícita de interactuar con el chatbot, lo que indica que hay un interés real en el servicio

¿Y el branding?

Hay que recordar que esto del inbound marketing no sólo surgió por la necesidad de presentarse de forma más amigable al cliente, sino porque en la actualidad las compañías se enfrentan a una fuerte competencia, no sólo hablando de la calidad de los productos y servicios, sino en la forma como son publicitados, por lo que cada vez es más difícil lograr diferenciarse con una estrategia de marketing tradicional. Y es precisamente en este elemento diferenciador donde el branding tiene un papel fundamental, en todo caso, la estrategia de marketing está enmarcada en este concepto y forma parte importante de él.

El branding o el arte de crear y hacer crecer una marca, es la clave para presentarse adecuadamente al cliente. Con el marketing buscamos dar a conocer a nuestra empresa para que puedan comprar nuestros productos y servicios, pero esto sólo funciona eficientemente si está trabajado bajo una buena identidad de marca, en donde todos los detalles se comuniquen de un modo adecuado, comenzando desde el nombre, el diseño profesional de logo, los colores, las tipografías, los gráficos utilizados, la estética, experiencia de usuario (UX), etc. que son los elementos que conforman la identidad de marca y que terminan siendo muy importantes para la percepción final del cliente. 

¿Cómo vamos a comunicarle a nuestro público objetivo que somos su mejor opción si no tenemos una buena identidad corporativa y un elemento diferenciador definido? 

Primero debes asegurarte de determinar muy bien todos estos componentes para que cuando vayas a transmitir el mensaje a través de tu estrategia de marketing tus potenciales clientes puedan calificarte como la mejor alternativa para resolver sus problemas, como una marca que cuenta con personalidad, una marca en la que pueden creer.  

El branding se presenta entonces como el marco general crucial bajo el que debes trabajar para que tu empresa pueda ser consistente y una vez que tienes esto concretado, es mucho más fácil comunicar tus valores y objetivos a través de tu estrategia de inbound marketing, que seguramente podrá ser más efectiva y optimizable si incorporas en ella la herramienta de los chatbots.

Como ves, estos tres elementos (inbound marketing, chatbots y branding) son una fórmula que bien aplicada posee altas posibilidades de incrementar las ventas de tu empresa y, en consecuencia, la presencia de tu marca en el mercado. 

¿Cómo comenzar con todo esto?

Para generar contenidos lo más recomendable es que tengas un blog en WordPress (te instales WordPress en tu propia web, con tu hosting y dominio). Hoy día existen infinidad de plantillas profesionales de muy alta calidad. Te recomendamos ThemeForest, la mayor plataforma de compra de Themes (plantillas) y Plugins. Puedes buscar por categorías y un consejo adicional: Busca los que tengan buenas reviews y que veas que ha sacado actualizaciones hace poco (eso te lo indica dentro de cada item), así como también, ver que tengan buenas ventas, ya que a más hayan vendido, más probable que le sigan sacando actualizaciones a futuro, algo fundamental para tener siempre tu WordPress a punto. 

Para los chatbots tienes dos opciones: contratar una empresa especialista que desarrolle un chatbot a medida de tus necesidades, o bien puedes contratar un chatbot a través de una plataforma SaaS (Software as a Service). La principal diferencia entre ambas opciones es que trabajar con desarrolladores seguramente te traerá mayor calidad desde el primer momento, pero a un costo alto. Si tu desarrollas tu propio chatbot a través de una plataforma, seguramente tengas que transcurrir un periodo de aprendizaje pero el costo será mucho menor. 

Para el branding, lo mejor es buscar un estudio de diseño que trabaje sus logos de manera original, que te den también consultoría experta, ya que si bien es cierto, hay muchas opciones baratas en el mercado, así como concursos y opciones muy prácticas y económicas, luego si tu logo no es original o no estás bien analizado y planteado según tu mercado (competencia, público objetivo, etc.), puede ser un importante freno para tu crecimiento y contraproducente a todos tus esfuerzos que hagas en marketing y publicidad, por lo que te recomendamos que inviertas en un buen estudio. 

Nosotros te podemos recomendar Tentulogo (que dentro de los estudios top es razonablemente económico y orientado a emprendedores), con más de 14 años de experiencia y que si vas a su galería, podrás ver sus trabajos realizados. Te tratarán de un modo muy cercano, guiándote en todo el proceso y con muchos consejos para tu marca. Aquí un resúmen de todo lo que hacen: Naming, Diseño y Branding. 

Y si además de los chatbots deseas hacer email marketing, la plataforma más conocida es Mailchimp, con ciertas herramientas de marketing, o algo ya más avanzado para las automatizaciones podría ser ActiveCampaign, aunque su costo mensual ya es un poco más elevado y si no tienes familiaridad con estas herramientas, lo mejor es que vayas poco a poco. 

Esperamos que nuestros consejos te sirvan y logres crecer por todo lo alto con tu emprendimiento!

‹ Volver